Discurso de despedida ❤️

Queridos chicos, ¡llegó el día, el tan esperado día! Hoy terminan una etapa y se enfrentan a otra, con nuevos desafíos.
Compartimos con ustedes 3 años y podemos decir que son increíbles, que son únicos e irrepetibles, que están llenos de virtudes y que tienen todo lo que necesitan para seguir siendo excelentes personas.
Pasaron 7 años desde que entraron de la mano de sus papás, con una mezcla de nervios y emoción, a 1er grado. Transitaron un largo camino, lleno de recuerdos, anécdotas, peleas y reconciliaciones y de muchos aprendizajes. Aprendieron, entre otras cosas, a sumar, restar, multiplicar y dividir. Esas son operaciones aritméticas básicas que empezamos a aprender desde muy chiquitos pero que nos acompañan durante toda nuestra vida.

SUMAR
Sumar consiste en combinar o añadir dos números o más para obtener una cantidad total. Pero también sumamos en varios aspectos de nuestra vida. Sumar está relacionado con el dar, con el añadir. Todo suma. Lo bueno, lo malo y lo regular. Aprendemos a agregar antes que a hacer cualquier otra cosa. Agregamos experiencias, agregamos conocimientos, agregamos personas en nuestro camino. Sumamos años de uno en uno y a la cifra resultante la llamamos edad. Sumamos sonrisas y lágrimas, abrazos y besos. Historias y anécdotas. Guerra y paz. Sumamos cosas que no encontraremos hasta la próxima mudanza. Sumamos amigos y no tan amigos. Sumamos charlas, programas, salidas con amigos, paisajes, fotos…Sumamos reproches. Arrepentimientos y remordimientos. Sumamos héroes y también villanos. Amores y desamores. Historias para no aburrir. Y así, sumamos más y más…

RESTAR
Restar consiste en la operación inversa a la suma. Restamos cada vez que nos despedimos. Aunque lo más asombroso de todo es que por mucho que restemos, jamás esta resta dará cero. Siempre hay algo de lo que nos podemos alegrar, aunque sólo sea la capacidad de seguir creciendo y calculando. Que no es poco…Restar también es deshacerse de todo lo que no nos ayuda a crecer o nos impide brillar. Restamos miedos, culpas, resentimientos y todo tipo de emociones y pensamientos negativos.

MULTIPLICAR
Multiplicar es aumentar. Crecer y hacer crecer. Adornar con los logros obtenidos, siempre con dedicación y esfuerzo, las acciones del día a día. Incrementar las relaciones, fortalecerlas. Elevar la cantidad de sueños y metas cumplidas. Multiplicamos cuando buscamos el cambio, cuando buscamos mejorar y superar los obstáculos. Multiplicamos cuando trabajamos colaborativamente, en equipo. Cuando en lugar de crear murallas y barreras, abrimos caminos. También multiplicamos al sonreir y contagiar alegría.

DIVIDIR
En algún momento, llegará la oportunidad de dividir. Repartir y esparcir todo lo aprendido a la gente que nos rodea. Compartir, con amor y en señal de gratitud a lo que la vida nos brindó. Repartir sonrisas, abrazos, valores, experiencias.

Esperamos que tengan una vida llena de sumas, restas, multiplicaciones y divisiones y que sepan utilizar cada operación en el momento adecuado. Pero ojo, equivocarse también suma y es parte de todo camino. Lo importante es saber reconocer los errores con total humildad y aprender de ellos.
Les damos gracias por todos los momentos compartidos, por todas las sonrisas y alegrías que desplegaron y por ayudarnos ustedes, también a nosotras, a seguir creciendo y aprendiendo, a sumar, a restar, a multiplicar y a dividir.
Gracias, los queremos mucho.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *